15 septiembre 2014

Tom Hanks de vacaciones en una isla exquisita

Grecia sigue siendo un imán para los famosos de los cinco continentes. A pesar de la crisis económica y social que atraviesa el país, sumido en su quinto año de recesión y con dos rescates financieros a sus espaldas, continúa conquistando los corazones de decenas de celebridades con las aguas cristalinas de sus playas y las puestas de sol más espectaculares de Europa. Actores, modelos, cantantes, miembros de las más distinguidas realezas… nadie se resiste a visitar la cuna de la civilización occidental en el momento más crítico de su historia reciente.

Hollywood, sin ir más lejos, parece haber abierto una sucursal este verano en Grecia: varios actores con estrella en el paseo de la fama han decidido pasar sus vacaciones en el país. Entre ellos, figuras tan conocidas como Tom Hanks, John Travolta y Robert de Niro. El destino preferido de estos famosos, por supuesto, son los archipiélagos de los mares Jónico y Egeo: sus más de 5.000 islas e islotes son La Meca estival de los más exquisitos clientes del mundo.

Kurt Russel fue la primera de las superestrellas mundiales en llegar al país este verano. El protagonista de Tango y Cash y su mujer, Season Hubley, viajaron en junio al país para visitar las islas de Scíathos y Santorini, donde pudieron pasear su yate privado, famoso en la zona por ser muy animado. La pareja estuvo acompañada por la también actriz Kate Hudson y su marido, Matt Bellamy, integrante de la banda inglesa de rock Muse.

Santorini fue también una de las escalas de John Travolta y Robert de Niro en una gira por el mar Egeo que ambos tomaron el pasado julio. Quedaron encandilados. A pesar de las repetitivas escenas de protestas y manifestaciones políticas en el país, los famosos actores dijeron haberse ido con las mejores sensaciones de Grecia: «Aquí sólo hay paz, la gente es tranquila y el paisaje maravilloso», señaló De Niro en unas declaraciones a Euronews.

Esos disturbios, los más televisados de Europa, producto de la crisis económica que azota al país desde 2009, han terminado por afectar al turismo heleno: durante los cinco primeros meses de 2012 el país registró un 11% menos de visitantes.

La ciudad más afectada es Atenas. Allí, las protestas de un país donde el poder adquisitivo ha descendido un 25% en los últimos meses dan como resultado el cierre de algunos hoteles. El Gobierno lucha por recuperar el sector y podría estar teniendo éxito: los últimos informes señalan un repunte de las reservas.

En las islas la tarea es más sencilla: el sol y el mar no se van a marchar por mucha crisis que haya y la calma absoluta en las calles de sus pequeños pueblecitos siguen resultando un lugar de escape perfecto. Así piensa Tom Hanks, un defensor de la causa griega en la lucha contra la crisis. El protagonista de Forrest Gump tiene lazos muy estrechos con Grecia al estar casado con la también actriz y productora Rita Wilson, de orígenes helenos.

La pareja suele asistir a los eventos organizados por la gran comunidad griega en Estados Unidos y están familiarizados con los grandes retos del país. ¿Qué mejor para apoyarles que pasar las vacaciones en Grecia? Dicho y hecho: están descansando unos días en la pequeña isla de Antíparos, en el mar Egeo, donde compraron una casa de verano hace unos años. Según la prensa local, pasan el día en la playa y caminando por las intrincadas callejuelas de los pintorescos pueblos de la isla: un lugar perfecto para mantener viva la llama de la pareja, a tan sólo un año de celebrar sus bodas de plata.

Tampoco han querido perder la oportunidad de visitar las islas el director Tim Burton y su esposa, la actriz Helena Bonham Carter. El matrimonio fue fotografiado a principios de agosto en el aeropuerto de Corfú, un majestuoso enclave en el mar Jónico donde el creador de Eduardo Manostijeras habrá tenido oportunidad de inspirar su tan desarrollada imaginación.

También se rumorea que la pareja más envidiada de Hollywood, Brad Pitt y Angelina Jolie, han organizado sus vacaciones en el Egeo unos meses después de anunciar su enlace, pero nadie ha dado con ellos todavía.

Sin embargo, aunque la mayoría de los actores viaja a Grecia por diversión, para algunos significa trabajo: por ejemplo, para Ethan Hawke. El protagonista de El club de los poetas muertos estuvo en julio en Pylos, una zona de playas situada en la Grecia continental, para rodar la secuela de Antes del Atardecer, según la prensa helena. A trabajar llegarán en las próximas semanas Keanu Reeves y Keira Knightley: en Grecia se especula con el rodaje de parte de una película protagonizada por ellos en Mikonos, donde pasaron el verano de 2011 Bar Rafaeli y la parejita formada por Piqué y Shakira.

Pero no sólo de actores famosos viven las lujosas villas de las costas helenas: quizá la pareja Burton haya tenido oportunidad de cruzarse en Corfú con la supermodelo Kate Moss o el cantante Bon Jovi, otras de las celebridades que han decidido pasar sus vacaciones en Grecia.

Ni siquiera la realeza se lo quiere perder. Los medios locales han captado a la bellísima reina Rania de Jordania pasando unos días en la localidad de Finikounda, al sur del Peloponeso, donde ha aparcado su corona y se ha mezclado con los locales para asistir a las populares tabernas. También el príncipe Carlos de Inglaterra ha decidido pasar parte de sus vacaciones en las Sporades. Otras islas, las Cícladas, son un destino predilecto de la Casa Real española. La familia del Rey comparte lazos especiales con Grecia, lugar de origen de la Reina Sofía, y no dudan en visitar el país a menudo. Allí han pasado sus dos últimas vacaciones los Príncipes de España.

¿Qué empuja a todas estas estrellas a pasar sus vacaciones en el país a pesar de los problemas financieros y sociales que atraviesa? No es difícil hallar la respuesta poniéndose en la piel de una celebridad: tranquilidad y, sobre todo, privacidad. Las islas griegas son un mundo aparte, totalmente distinto del continente. Aunque la crisis económica se nota también en los mares, los lazos familiares de los pequeños pueblos de pescadores han ayudado a que no se reproduzcan los conflictos sociales de la Grecia continental.

Son lugares con una calidad de vida extremadamente buena, una gastronomía maravillosa y un clima envidiable. Sus paisajes espectaculares, el mar azul profundo y la proverbial mística de las islas, descritas desde hace casi tres milenios en la célebre Odisea de Homero, terminan por encandilar a todos los VIP.

Además, son territorio libre de paparazzi: es imposible tener un fotógrafo en las más de 5.000 islas del país. A la mayoría de famosos se les ve en el aeropuerto y no se les vuelve a fotografiar en todo su viaje. Esa privacidad es única en Europa.

Su popularidad como destino turístico comenzó en 1968, cuando el célebre magnate griego Aristóteles Onassis se casó en la isla de Skorpios con Jacqueline Kennedy. Comenzó entonces un furor entre los hombres de negocios para conseguir su propia isla en los mares griegos.

Once años antes había comenzado el interés del cine norteamericano por rodar películas en la zona. El primer filme con el azul griego como escenario fue La Sirena y el delfín, protagonizada por Alan Ladd y Sofía Loren en 1957. A partir de entonces, las islas helenas han servido como localización de películas tan populares como Zorba el Griego, La Mandolina del capitán Corelli o el musical Mamma Mía.

La atracción de los mares griegos es tal que muchos famosos han querido convertirlas en su segunda residencia. Además de Tom Hanks, tienen villas en Grecia los actores Bruce Willis, Pierce Brosnan, Sean Connery, Nicolas Cage, el músico y director Emir Kusturica, el humorista Rowan Atkinson y el músico Leonard Cohen. La última integrante de la lista será la cantante Lady Gaga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario