15 noviembre 2013

Fibra por toda la casa

Para la velocidad habital del ADSL, casi cualquier router WiFi sirve. Con la fibra, sin embargo, los equipos antiguos pueden quedarse cortos, actuando como cuellos de botella a la hora de acceder a la Red desde dispositivos móviles. Incluso con el relativamente reciente estándar 802.11 n es posible desaprovechar la velocidad que proporciona la fibra si no se configura de manera efectiva.

Varios fabricantes de routers han comenzado a utilizar el estándar 802.11 ac, una evolución del estándar WiFi que será capaz de llegar a velocidades superiores al Gigabit y que es al mismo tiempo compatible con ordenadores y teléfonos anteriores. El nuevo protocolo también mejora el alcance y elimina parte del problema de las interferencias, tan comunes hoy en día en áreas urbanas dada la gran penetración de Internet.

Otra opción es usar la tecnología PLC, que distribuye la conexión a través de la red eléctrica del hogar. PLC garantiza una gran velocidad de transferencia de datos y basta con poner un adaptador cerca del enchufe al que conectamos el ordenador de casa, usando un cable Ethernet para obtener el acceso a los datos. Con un sistema híbrido de PLC y WiFi los dispositivos más lentos, como teléfonos o tabletas, pueden tener su conexión propia sin desaprovechar la velocidad de la fibra cuando nos sentamos frente al PC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario