ADSL + llamadas a 11,95 euros al mes con Orange

Al loro porque esta promoción termina el 23 de Octubre, así que lo mejor que puedes hacer es acogerte a ella cuanto antes.

Eso sí, sólo si la solicitas online, un ADSL de máxima velocidad, más las llamadas, por supuesto, todo por... no llega ni a 12 euros al mes, durante todo un año.

«Llevaba una falda muy corta y estaba sentado en el salón con las piernas cruzadas. Roy (Cohn) me presentó como Mary, y el me contestó con un brusco "buenas tardes", igual que la primera vez que le ví», cuenta Susan Rosentiel. «Bajo su ropa, Hoover llevaba un liguero muy ajustado. Su cara estaba maquillada y llevaba pestañas postizas. En el transcurso de la orgía, él mantuvo relaciones sexuales con dos jovencitos rubios». Al año siguiente, Susan Rosentiel fue a una fiestecita similar. «En aquella ocasión, Hoover llevaba un vestido rojo y una larga boa de plumas. Estaba vestido como si fuera una vieja vedette». También había otros dos jovencitos rubios. 

«Esa vez, ambos estaban vestidos de cuero. Hoover tenía una Biblia y pidió a uno de los quinmañeros que leyera algo. Este así lo hizo -aunque he olvidado qué pasaje era- mientras el otro chico jugaba con él, con guantes de caucho en las manos». «Entonces Hoover agarró la Biblia y la tiró al suelo, pidiendo al segundo chico que se uniera a él en el juego sexual». A la cabeza del FBI desde 1924 hasta su muerte en 1972, J. Edgard Hoover podía jactarse de ser el hombre más poderoso de EEUU. Modernizó el procedimiento jurídico, fundando la más larga lista de huellas dactilares del mundo, los más modernos laboratorios criminalistas y una academia.


Su fama la ganó al frente del FBI en los años 30 con la captura de los «Diez Criminales Más Buscados», una lista que él mismo confeccionó, convirtiendo a los criminales en celebridades. Durante la II Guerra Mundial, Hoover logró para su FBI un récord en la detención de espías. Pero el FBI de los años 50 fue también famoso por negar la existencia de la Mafia, y J. Edgard Hoover insistió en que ningún individuo o coalición de delincuentes controlaba el crimen organizado a través de toda la nación. La auténtica revelación de esta nueva biografía de Hoover es que su homosexualidad dio a la Mafia la palanca para controlarlo. 

Comentarios